19 dic. 2010

Quiero

Quiero comprenderte, entenderte.
Pero no puedo.

Leo, investigo, escucho.
Ni mis libros ni mis conocimientos ayudan.

Porque eres grande, eres impresionante.

El camino es arduo.
Y por eso sigo.

Enriqueciéndome, conociéndote.
Con los libros, esos que impresionan.

Porque eres grande, fuerte,
y sobretodo impresionante.

Puede que no consiga llenarte, alcanzarte.
Tu sabiduría es oro, y tu amor un tesoro.

Sigo admirándote y sigo con el quiero.
Con el quiero alcanzarte...
escucharte, amarte.

Por eso sigo con los libros,
de esos que hablan de ti, de esos que llenan.

Los que hablan de mujeres,
sean feas, o sean fuertes.

De esas que se añoran,
con las que ellos sueñan.

Por las que todos desvivimos,
todos soñamos,
y algunos nos esforzamos.
Publicar un comentario