25 nov. 2011

A la deriva

En el mar pero no a la deriva,
porque tu eres mi estrella, eres mi guía.

No eres mi firmamento,
pero si ese viento que siempre acompaña,
siempre guía.

Sacándome de la deriva,
conociendome, conociéndote día a día.

Ganándome tu respeto, ganándome tu amor,
pero compartiendo nuestras vidas.

Porque hay diferencias,
podrías ser mi firmamento,
pero siendo inalcanzable, estando ambos a la deriva.

Por eso eres mi viento,
ese que me guía.

A buen puerto, a buen entendimiento,
con amor y con respeto.

Consiguiendo mi amor y mi respeto.