19 sept. 2008

Clonazepán y circo (homenaje a Calamaro)

Para no olvidar Los aviones me llamaste loco y,
al tiempo, me cambiaste como un cromo,
por un vigilante medio argentino.

Pero la distancia me hizo volver con Malena,
volviendo a mis crímenes perfectos y así,
volver con Paloma, con mi flaca Paloma.

Voy a perder mi cabeza por tu amor,
me dijo el cantante en una de tus letras.

Vida cruel esta, vi la raya de la muerte,
al querer tu la libertad.

No me nombres, desconfío, ok perdón,
me decías en tu carta.

Pero ni el mejor hotel, ni mis principios,
conseguirán que las oportunidades vividas
se vayan contigo sin despedirme, sin despedirte.

Dice un proverbio chino
que...
La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?
que...
Las grandes almas tienen voluntades; las débiles tan solo deseos.
y que....

El que teme sufrir ya sufre el temor.

Por mucho que no me manden al África,
donde te fuiste, nos volveremos a ver.

Principios tengo,
y aunque que creas que perdería el corazón por tu amor,
miro por la ventana otro amor en avellaneda.

No me pidas que no sea un inconsciente,
detenida estas por tus temores, y, mientras,
las oportunidades se van con tu amor iraní.

Por muchas fotos de ídolos que me enseñes,
por muchos celos me quieras dar,
mis principios no son como las oportunidades,
por muchas que te de, o,
por muchas que pierdas,
mis principios, siempre quedan.

Da igual que me torees,
que hagas una media verónica
y me cambies como un cromo,
pero Fabio Zerpa tiene razón,
lo que tu crees que es la libertad,
no es mas que las oportunidades que te da mi corazón,
que aparecen pero siempre vuelves a perderlas.

Te quiero igual, no es por ser el dia que es,
no es por ser el día de la mujer mundial,
te quiero igual porque el tren que pasa,
como naranjo en flor, solo pasa una vez.

Para qué? para que separarnos,
prefiero dormir, jugar con fuego,
a que me pase como los amantes de Teruel,
que sus ojos se cerraron para no volverse a abrir.

Tuyo siempre, tu corazón.

Publicar un comentario